Hipopótamos en Serengeti. Por Udare
Hipopótamos en Serengeti. Por Udare

Hipopótamos. Si crees que los conoces te llevarás una sorpresa - Udare

En un viaje por Kenia o Tanzania, los verás con relativa facilidad, aunque a veces los oirás antes que verás. Es inconfundible su sonido.

Hipopótamos en el río Mara. Por Udare

Hipopótamos en el río Mara. Por Udare

A continuación os mostramos aspectos y curiosidades que no te imaginas de estos animales. Al final del post nos indicas, ¿Cuántos te sabías?

  • Tercer mamífero terrestre más grande, sólo por detrás de elefante y rinoceronte blanco. Más de 4 metros de largo, 1,5 metros de alto y 3 toneladas de peso, lo convierten en el dominante de las riberas fluviales.
  • Una piel suave y la ausencia de pelo, hace que durante las horas de sol se encuentre bañándose en el agua o dándose un baño de lodo. Es por la noche cuando sale del agua y busca vegetación que comer durante las largas horas de la noche.
  • Antiguamente existía el mito de que los hipopótamos sudaban sangre. Esto se debe a que exudan un líquido sudoroso de aspecto rojizo, que les confiere protección frente a la radiación solar, actúa como repelente de insectos y sirve como colirio antibiótico.
  • Su nombre significa “caballo de río”. Esto explica lo ágil y grácil que resulta dentro del agua, pudiendo caminar e incluso galopar sobre el lecho, pero sorprenden los 48Km/h que pueden alcanzar sobre tierra firme.
  • Su cuerpo está adaptado a su vida acuática. Capaz de permanecer hasta 5 minutos bajo el agua, con sus oídos y fosas nasales cerrados para evitar la entrada de agua.
  • Su ancho hocico y gruesos labios les permite pastar sin dificultad hierba corta como cualquier otro ungulado. Pueden ingerir hasta 70Kg de hierba en una noche.
  • A pesar de su dieta vegetariana, se han descrito casos en los que se les ha visto comer carroña.
  • Los hipopótamos dan a luz una única cría, tras una gestación de 230 días y lo hacen dentro del agua.
Baños en lodo. Por Udare

Baños en lodo. Por Udare

  • En estado salvaje, pueden llegar a vivir hasta 50 años.
  • Sus colmillos crecen constantemente durante toda la vida y si se rompen, les vuelven a crecer.
  • Los bostezos, empleados muchas veces con fines intimidatorios, pueden mostrar bocas abiertas de más de 1 metro de longitud, siendo ésta una medida a considerar, en las disputas territoriales entre machos.
  • A pesar de su mayor parecido hacia los ungulados y cerdos, sus parientes vivientes más próximos son las ballenas, de las que divergieron hace 55 millones de años.
  • Es considerado el animal africano que más muertes humanas causa, debido seguramente a que por su aspecto sosegado pueda parecer inofensivo, cuando realmente se muestran muy territoriales y protectores de sus crías.