Masais amenazados de expulsión. Por Udare
Masais amenazados de expulsión. Por Udare

Masais expulsados de sus tierras - Udare

El gobierno de Tanzania tiene previsto vender una gran extensión de tierra protegida a una empresa privada que lo convertirá en una zona para safaris de lujo y reserva de caza, exclusivo para la realeza de Dubai.

A día de hoy parece que los funcionarios de Tanzania siguen en conversaciones para vender 1.500 kilometros cuadrados, cerca del PN Serengeti, a una empresa vinculada a la familia real de Dubai.

El acuerdo alcanzado, que ya suscitó multitud de titulares el año pasado (2013), obligaría a decenas de miles de masais a abandonar sus ancestrales tierras.

Una campaña internacional en favor de la protección de las tierras masais consiguió recoger más de 2 millones de firmas, que justo a las múltiples protestas consiguieron que el gobierno de Tanzania paralizase sus planes en marzo de este año 2014.

Tras unos meses de espera, las autoridades retoman las negociaciones, con el fin de seguir adelante con la venta, y en esta ocasión ofrecen al pueblo masai mil millones de chelines tanzanos (578.000$), para que abandonen sus tierras antes de final del presente año.

Masais compartiendo cordero en una celebración. Por Udare

Masais compartiendo cordero en una celebración. Por Udare

Muchos activistas denuncian sentirse engañados por el gobierno tanzano, puesto que consideran que aparentaron detener la operación, para calmar la indignación social y la mediatización.

Lideres masais denuncian que desde hace 50 años, cuando los británicos desplazaron a los masais de lo que hoy en día es el PN Serengeti, han visto restringidos sus derechos de pastoreo continuamente. En esa línea indican, que por un lado el gobierno emplea a la comunidad masai como reclamo turístico, pero por otro lado se está ejerciendo una gran presión para que las comunidades masais abandonen sus ancestrales formas de vida y se adapten al nuevo mundo “desarrollado”.

Razón no les falta, puesto que la colonización de la región por los británicos en el siglo XIX, obligó a los masais a vivir en parcelas de tierra cada vez más pequeñas, y finalmente en 1959 los colonialistas británicos persuadieron a los masais, a firmar un acuerdo que los expulsó del Serengeti.

Este caso es llamativo por los protagonistas del conflicto, pueblo masai, Serengeti y familia real de Dubai, pero no es más que la punta del iceberg en lo que respecta a la compra de tierras africanas por parte de empresas extranjeras.

Entre 2000 y 2012, cerca del 5% de todas las tierras agrícolas africanas han sido vendidas o arrendadas por inversores extranjeros.

A raíz de la crisis financiera mundial del 2008, y el caos generado en los mercados mundiales de alimentación, las tierras cultivables de África se convirtieron en bienes codiciados por empresas y gobiernos extranjeros.

Mapa