Angie y Claudio en Naivasha acompañados por Humprey. Por Angie
Angie y Claudio en Naivasha acompañados por Humprey. Por Angie

Angie y Claudio, luna de miel por Kenia y Tanzania

Angie y Claudio lo tenían claro, su luna de miel, su viaje de novios iba a tener un color rojizo, el de las puestas de sol africanas.

Ellos lo explican mejor:

“Desde que éramos novios mi esposo y yo hablábamos de nuestra luna de miel en África, una vez nos tocó empezar a planificar nuestra luna de miel empezamos a buscar por Internet información de agencias de Safari, hasta que dimos con Udare y desde que Aitor nos escribió por Whatsapp y luego conversamos por Skype supimos que eran los indicados para ayudarnos a cumplir un sueño que queríamos hacer realidad ( a pesar de que todo el mundo nos decía que estábamos locos).

Cuando llegamos a Nairobi confieso que sentí un poco de miedo pero sólo hasta que llegamos al alojamiento, el cual parecía un oasis en la ciudad, al día siguiente empezó nuestra travesía la cual estuvo llena de paisajes maravillosos y animales por todos lados, cada parque nos regaló experiencias mágicas hasta el último día en Taranguire, cuando pensábamos que ya lo habíamos visto todo, nos encontramos en el medio de una manada como de 40 de elefantes los cuales tuvimos super cerca. Sin duda fue una luna de miel que nunca olvidaremos mágica e inigualable.”

ippo pool en Serengeti. Por angie

Hippo pool en Serengeti. Por angie

Su viaje comenzaba en Nairobi y finalizaba en Arusha (Tanzania), visitando algunos de los parques más bonitos de ambos países.

El 31 de mayo ponían rumbo hacia su primer parque PN Nakuru, un entorno genial para una primera toma de contacto, sus contrastes entre sabana y zona acuática ofrece infinidad de variedad de fauna. En este parque es donde podemos contemplar los escasos y difíciles de ver rinocerontes.

Los días 1 y 2 de junio los dedicaron a explorar el parque de Kenia más emblemático, Masai Mara. A la espera en estas fechas de los primero visitantes procedentes de Serengeti, es un parque cuya concentración de depredadores no deja a nadie indiferente.

Angie muy cerca del león. Por Angie

Angie muy cerca del león. Por Angie

El día 3 de junio cambiamos de país, amaneciendo en Masai Mara cruzamos la frontera y nos adentramos en Serengeti, la sabana africana por excelencia.

Todo el día explorando el parque, disfrutando de sus paisajes salpicados de acacias y el olor a las grandes manadas de ñus que junto con sus bramidos los convierten en uno de los acompañantes indiscutibles de este viaje. Así discurrió el día 4 de junio.

Despertar en Serengeti. Por Angie

Despertar en Serengeti. Por Angie

El día 5 de junio estuvo dedicado al considerado El Edén, una de las mayores concentraciones de fauna de todo África se dan en el cráter de Ngorongoro.

Finalmente el día 6 de junio conocimos a los baobabs, ese emblemático árbol del Principito, no hay duda estamos en Tarangire, hogar de las más extensas manadas de elefantes de Tanzania.

Tras visitar Tarangire regresamos a Arusha donde llegaba el momento de las despedidas.

Día de despedidas en Arusha. Por Claudio

Día de despedidas en Arusha. Por Claudio

Los acompañantes del viaje fueron Solomon al volante en Kenia y Bruno en Tanzania, como guía Humprey.

Para este viaje los alojamientos seleccionados por la pareja fueron:

Angie, Claudio y Humprey. Por Angie

Angie, Claudio y Humprey. Por Angie