Bea e Ibai en Amboseli. Por Bea
Bea e Ibai en Amboseli. Por Bea

Viaje por Kenia y Tanzania

Queremos compartir con vosotros esta experiencia que nos han hecho llegar Bea e Ibai, se trata del resumen o diario de su viaje contado por ellos mismos.

“Llegó el día en que decidimos reunir a todos los nuestros para celebrar nuestros casi ocho años de pareja…  grandes debates, tiras y aflojas, corbata sí o no, americana sí, no, vestido de novia o de calle, los de casa para comer o con la cuadrilla, ¡¡en fin!!… un conflicto de pareja en todo regla, ¡pero eso sí!… nuestro viaje estaba más que claro, el destino elegido había sido Kenia, pero… ¿Cómo lo íbamos a hacer?… entonces llegó a nuestras vidas, a través de las ondas de Euskadi Irratia, Aitor y Udare, al mes de oír la entrevista en la radio ya estábamos en “La Capi” (Pamplona) en el Hotel Maisonave con nuestro amigo Aitor. Nos íbamos a Africa con Udare.

Llegamos a Nairobi, después de 22 horas desde que salimos de nuestro dulce hogar, Legasa (Nafarroa) hasta llegar a la desconocida Kenia, allá nos estaban esperando nuestro entrañable guía Godwin y nuestro querido conductor James.

Nos montamos en nuestra furgo y no dejamos de flipar, durante los quince días  hasta que llegamos de regreso a casa.

La primera parada fue en un alojamiento a las afueras de Nairobi en la que descansamos después de un largo viaje, tomando nuestras primeras impresiones con nuestra pareja, nuestros compañeros de viaje, nuestros amigos.

Relax en Nairobi. Por Bea

Relax en Nairobi. Por Bea

Al día siguiente ya nos estaban esperando nuestros amigos para empezar nuestra aventura por el continente africano. Nos dirigíamos a Nakuru… el trayecto fue todo una excursión, ruidos, jóvenes, coloridas mujeres, niños y niñas de uniforme, colores y olores…

De camino a Nakuru. Por Ibai

De camino a Nakuru. Por Ibai

El primer safari fue en el Parque Nacional del Parque Nakuru… y allá nos encontramos con la suerte del principiante, no llevábamos ni media hora en la furgo y … se detuvo el coche, una leona estaba en posición de caza, iba a por una cebra…

Leona en Nakuru. Por Bea

Leona en Nakuru. Por Bea

Cebras en abundancia en Nakuru. Por Ibai

Cebras en abundancia en Nakuru. Por Ibai

En ocasiones concurridas pistas en Nakuru. Por Bea

En ocasiones concurridas pistas en Nakuru. Por Bea

El tercer día nos tocaba descubrir el “Gran Masai Mara”, estábamos expectantes y teníamos muchas ganas de llegar a nuestro destino, una vez llegamos al alojamiento se nos olvidaron las largas seis horas que pasamos en la furgo hasta llegar.

Nuestro hogar por dos noches. Por Ibai

Nuestro hogar por dos noches. Por Ibai

Es imposible describir en dos líneas que vivimos allá, que de sensaciones y de sentimientos en los tres días que pasamos allá, El Gran Parque dejo en nuestras retinas mil imágenes, la caza de una madre con dos crías guepardos, Los Masais, la migración de los Ñus (que conseguimos verla), los miles y miles de animales que pudimos encontrar… ¡en fin! ¿Qué más os podemos contar?.

Guepardos en Masai Mara. Por Bea

Guepardos en Masai Mara. Por Bea

La Gran Migración. Por Ibai

La Gran Migración. Por Ibai

Visita a poblado masai. Por Bea

Visita a poblado masai. Por Bea

Entre tanto safari hicimos un pequeño descanso para conocer el lago Naivasha, plató natural para una de las películas más famosas de la historia “Memorias de África”. Recorrimos parte del lago en una pequeña barca.

Bea, Godwin (guía) e Ibai. Por Ibai

Bea, Godwin (guía) e Ibai. Por Ibai

Esa noche dormimos en la ciudad de Naivasha y a la mañana siguiente partimos hacia el Parque Natural de Amboseli, allá íbamos a disfrutar de nuestro último safari. Si que no vimos muchas especies de animales pero fue una verdadera pasada ver manadas y manadas de elefantes… una autentica maravilla.

Grandes manadas de elefantes en Amboseli. Por Bea

Grandes manadas de elefantes en Amboseli. Por Bea

Cambiamos de país, dejando atrás a nuestro gran amigo James, él era Keniano y no podía pasar con su coche a Tanzania. Tras varias vueltas para sacar el visado tanzano pusimos rumbo Arusha, tras un viaje de dos horas aproximadamente en coche llegamos a nuestro alojamiento. Una vez allá dejamos las mochilas y nos fuimos a comer con Godwin por la ciudad. Pasamos la tarde visitando Arusha.

A la mañana siguiente teníamos una de las sorpresas de nuestro viaje, vida local en Mto Wa Mbu, no sabíamos que nos esperaba tras esta excursión, pero realmente mereció la pena, conocimos de primera mano la vida en un pueblo tanzano, cogimos unas bicis y recorrimos todos los lugares de la mano de un guía local. ¡Realmente impresionante!

Aprendiendo sobre gastronomía local. Por Ibai

Aprendiendo sobre gastronomía local. Por Ibai

Conociendo otras vidas. Por Bea

Conociendo otras vidas. Por Bea

Ya estaba llegando a su fin nuestro viaje, como guinda de pastel decidimos pasar unos días en Zanzíbar, y la verdad que poco podemos decir de estos últimos días… ¡relax en el paraíso!

Zanzibar, vida local y relax. Por Ibai

Zanzibar, vida local y relax. Por Ibai

Ha sido El VIAJE con mayúsculas, Nuestro Viaje, hemos disfrutado, reído, aprendido, nos hemos emocionado, hemos bailado y cantado, hemos llorado, regateado y nos hemos vuelto a enamorar, pero esta vez de Kenia y Tanzania…

Mila esker denagatik Udare. Asante sana Africa!!”

Bea eta Ibai