El gran cañón. Por Udare
El gran cañón. Por Udare

Karatu, descubriendo las tierras de los Iraqw

Los Iraqw, menos reconocidos que sus vecinos los masais, sin coloridos atuendos, pasan más desapercibidos durante nuestro viaje.

De hecho, cruzamos sus tierras en dirección a Ngorongoro y posiblemente pases una o dos noches, en tierras Iraqw, sin ser consciente de ello.

Karatu, a 2 horas y media desde Arusha, o tan sólo a 30 minutos de Ngorongoro, nos ofrece la oportunidad de poder conocer esta ancestral etnia.

Con una población próxima al millón de personas, su área de ocupación se extiende desde Karatu, pasando por Manyara y alcanzando regiones más lejanas como Dodoma (capital política de Tanzania). En ausencia de distintivos o una indumentaria propia característica, hoy en día es difícil saber si estás ante un Iraqw.

Dedicar una jornada de nuestro viaje a conocer estas tierras, esta etnia, su cultura, su forma de vida, su idioma, sus tradiciones, su gastronomía y su música, puede ser una jornada alternativa al safari, relajante y enriquecedora, sin duda, un buen momento para conocer otras riquezas de Tanzania, sus gentes.

La jornada empieza cuando aparcamos nuestro Land Cruiser y nos adentramos en uno de los pequeños pueblos Iraqw que nos encontramos en la región de Karatu.

Uno de los primeros aspectos que nos llama la atención, son la cantidad de canteras que hay en estas tierras, desde la que obtienen la arcilla para construir sus casas.

Cantera para la obtención de ladrillos. Por Udare

Cantera para la obtención de arcilla Por Udare

Hornos para los ladrillos. Por Udare

Hornos para formar los ladrillos. Por Udare

Fabricación de ladrillos. Por Udare

Fabricación de ladrillos. Por Udare

Con los ladrillos construirán sus tradicionales viviendas, que hoy en día coexisten con nuevas construcciones, más “modernas”.

Casa tradicional. Por Udare

Casa tradicional. Por Udare

Visitando aldeas y conociendo sus tradiciones. Por Udare

Visitando aldeas y conociendo sus tradiciones. Por Udare

Es un pueblo de agricultores, que tras unos inicios conflictivos con los masais, en lucha por las tierras, encontraron en esta zona de Tanzania, suelos fértiles y un clima favorable para el desarrollo de la agricultura.

Preparación de la tierra. Por Udare

Preparación de la tierra. Por Udare

Durante nuestro paseo, habrá nostálgicos que se acuerden de tiempos pasados. Aquí los niños y niñas no conocen las videoconsolas.

Paseando por tierras Iraqw. Por Udare

Paseando por tierras Iraqw. Por Udare

El camino nos llevará a conocer un paraje sorprendente, los locales le llaman el Gran Cañón, también conocido como cañón de Njiapanda.

Descubriendo las tierras Iraqw. Por Udare

Descubriendo las tierras Iraqw. Por Udare

Un paseo de 3 horas, en los que nos entretendremos no sólo disfrutando del paisaje, también buscando sus habitantes más tímidos, o aprendiendo cómo saciar el hambre si la jornada se alarga, técnicas de supervivencia ; )

Camaleón, jugando al despiste. Por Udare

Camaleón, jugando al despiste. Por Udare

Fruto del cactus, para saciar el hambre durante el paseo. Por Udare

Fruto del cactus, para saciar el hambre durante el paseo. Por Udare

A mediodía el calor se hace notar, un buen momento para regresar al pueblo y conocer un aspecto fundamental en la cultura Iraqw, su música y sus bailes.

Yyyy la hora de comer, que habrá para comer hoyyyy??? comida tradicional Iraqw, que tendréis que descubrirla : )