Kilimanjaro, hogar de los chaga. Por Udare
Kilimanjaro, hogar de los chaga. Por Udare

Kilimanjaro, qué ver y hacer en un día

Durante nuestro viaje a Tanzania, muchas veces nos planteamos qué podemos visitar, qué otras actividades culturales podemos realizar o simplemente, cómo podemos adentrarnos en la vida del pueblo tanzano, su día a día y conocer así su realidad.

Una de las opciones que más valoran los viajeros y las viajeras es poder acercarse al Kilimanjaro.

No se trata de hacer un trekking, ni necesariamente hay que ascender esta majestuosa montaña para poder sentirla de cerca. Podemos disfrutar y vivir de cerca, su presencia.

Nos encontramos en territorio de la etnia chaga, pueblo asentado mayoritariamente en esta zona de Tanzania.

Gregory, manager de Udare Safari y natural del Kilimanjaro, bebiendo cerveza local. Por Laura

Gregory, manager de Udare Safari y natural del Kilimanjaro, bebiendo cerveza local. Por Laura

Cuando hablas con los chaga percibes cierto orgullo de sus orígenes y de las influencias que de alguna forma han forjado su carácter y los han convertido es una de las etnias más avanzadas.

Cuentan con satisfacción que los primeros asentamientos coloniales de Tanganica (Tanzania continental) se produjeron en las faldas del Kilimanjaro. Este hecho marcó el desarrollo educativo y económico de la zona, donde los chagas son la etnia de mayor presencia.

Hoy en día hay un dicho, “si cuando llegas a un territorio no hay ningún chaga, no merece la pena quedarse en él”, puesto que significará que no hay posibilidades de negocio, ni de vida.

Regresando al hilo del post, Kilimanjaro, qué ver y hacer en un día, hay 3 visitas imprescindibles en nuestra visita a este entorno:

Puerta de Marangu

Entrada Kilimanjaro. Por Udare

Entrada Kilimanjaro. Por Udare

Sin duda una de las entradas más frecuentadas y con mayor historia de Kilimanjaro.

Dedicar 1 hora a conocer la historia de esta montaña, las primeras ascensiones, poder conversar con los porteadores apostados en la entrada a la espera de alguna expedición, ver el trasiego de montañeros y montañeras inscribiéndose en la oficina del ranger para iniciar su trekking, etc.

Preparando el trekking. Por Udare

Preparando el trekking. Por Udare

Seguro que te surgirá la gran duda “¿sería capaz de ascender la montaña de las nieves?

Cuevas chaga

Reproducción de poblado chaga. Por Udare

Reproducción de poblado chaga. Por Udare

Hoy en día convertido en un museo al aire libre, las antiguas casas de los chaga y sus legendarios túneles que conectaban los diferentes pueblos, es una visita ineludible.

No se trata de un extenso museo, más bien es una serie de túneles, pasadizos que muestran lo que antiguamente era una señal de identidad del pueblo chaga.

Los chaga, por naturaleza pacíficos y tranquilos, vieron sus vidas azotadas por la llegada de los masais, procedentes de tierras del oeste, en busca de pastos y ganado.

Los masais ladrones de ganado por sus creencias (creían ser propietarios de todo el ganado de la Tierra) acosaban a los chagas, atacando sus pueblos y robando sus ganados.

Los chaga en contrapartida y sabedores de que por la lucha no podían hacer frente a los aguerridos masais, optaron por evitar el confrontamiento.

Para ello construyeron túneles, graneros, estancias para el ganado, habitáculos donde poder dormir, una infraestructura que se extendía a lo largo del territorio chaga, bajo los pies de los masais.

Saliendo de los túneles chaga. Por Udare

Saliendo de los túneles chaga. Por Udare

Un increíble pasaje de la historia de este pueblo, que sin duda resultará de lo más interesante.

Cascada de Marangu

Cascada de Marangu. Por Udare

Cascada de Marangu. Por Udare

Si algo caracteriza este territorio es su entorno, su vegetación, sus fuentes de agua, sus plantaciones. Es innegable que la presencia del Kilimanjaro, sus glaciares y su aporte de agua, convierten este entorno en uno de los más prósperos.

Plantaciones de bananas, alimento por excelencia de los chaga, café, aguacate y batata, son los cultivos predominantes.

Zonas boscosas y cascadas de agua, contrastan con la aridez en gran parte del año de las zonas interiores de Tanzania y sus extensos parques.

Una visita en una de las cascadas más bonitas, bien merece ser considerada.

Tras un breve paseo, descendiendo por una ladera, llegaremos a uno de los múltiples saltos de agua, donde podremos darnos un baño y refrescarnos.

¿Un refrescante baño? Por Udare

¿Un refrescante baño? Por Udare

Además de estos tres lugares, durante nuestro paseo contemplaremos zonas de plantaciones, mercados o pueblos donde podremos ver el día a día, comprar algo de fruta, tomarnos una cerveza o simplemente ver la vida pasar, a ritmo “pole pole” (poco a poco, despacio en swahili).

Frondosidad de la zona Kilimanjaro. Por Udare

Plantaciones de banana. Por Udare

 

  • Fecha 13 marzo 2016
  • Autor udare
  • Categorías
  • Etiquetas