Retraso de vuelo
Retraso de vuelo

¿Puede un vuelo estropearte tu safari?

La respuesta es sí, pero podemos evitarlo, o al menos, reducir las posibilidades de que esto ocurra.

Retrasos en la llegada, pérdidas de conexiones de escalas y pérdidas de maletas, son algunos problemas, que aunque infrecuentes, nos pueden fastidiar cualquier viaje y un safari no está exento de este riesgo.

Los lamentos son puntuales, pero se repiten cada año.

“Me avisa la compañía aérea que se retrasa el vuelo”, “he perdido la conexión del vuelo y me reubican en el siguiente”, “estoy en el aeropuerto pero las maletas no han llegado”…

Cualquiera de las circunstancias es un gran contratiempo, del que ningún viaje está exento, sea cual sea el destino. Ahora bien, veremos cómo se puede gestionar para que el impacto sea menor y no nos eche por tierra nuestro safari.

Estas son 3 pautas básicas que en la medida de lo posible, tenemos que considerar al planificar el viaje:

1. Margen de seguridad entre el vuelo y el inicio del safari

Muchas veces por falta de días de vacaciones, por economía del vuelo, o por reducirnos algún coste durante el viaje, optamos por enlazar la llegada al aeropuerto con la salida del safari.

De esta forma reducimos pernoctas en la ciudad (Nairobi o Arusha) y costes de traslados. Empezamos así el safari directamente desde el propio aeropuerto.

“Como llegamos a las 08:00 nos recogéis y vamos de safari” es habitual y normal este planteamiento, pero en ocasiones puede no salir como esperamos.

Evidentemente cualquier retraso en la llegada tiene un impacto muy importante en nuestro viaje. Por mínimo que sea, un retraso de 2-3 horas, es suficiente para que el primer día de safari y el primer parque a visitar, quede desdibujado y nuestra decepción sea mayúscula.

Nuestro consejo, siempre que sea posible llegar la víspera de iniciar el safari, evitaremos nervios y estrés ante cualquier imprevisto.

Maletas perdidas

Maletas perdidas

2. Equipaje de mano

Muchas veces agradecemos estar ligeros de equipaje cuando hacemos largas escalas. A nadie le agrada llevar encima una mochila con peso, mientras pasamos el rato en los duty free de los aeropuertos.

Ahora bien ¿si os dijéramos que lo que lleváis en el equipaje de mano, va a ser todo vuestro material para el safari?

Esto no es habitual, pero en raras ocasiones ha llegado a pasar.

Nuestro consejo, todo aquello de valor, tecnología, baterías, adaptadores, algo de ropa de recambio (al menos ropa interior), lo que consideréis más imprescindible, llevarlo como equipaje de mano. En la ciudad podréis comprar  ropa o material de higiene, pero pensar todo aquello que en su ausencia puede suponeros un gran disgusto.

Organización de la maleta

Organización de la maleta

3. Maletas compartidas

Es muy habitual cuando se viaja en pareja que cada uno y una lleve sus pertenencias y su ropa es su respectiva maleta.

Nuestro consejo es que repartáis vuestro equipaje entre las 2 maletas. Ropas, botiquín y todas vuestras pertenencias, distribuirlas pensando que es posible una de las 2 maletas no llegue a destino, o lo haga con retraso.

Es mejor ser precavidos.

Una vez iniciado el safari, según cuándo llegue la maleta al aeropuerto, desde la agencia tratarán de hacérosla llegar, pero dependerá de dónde os encontréis. No es fácil, llevar una maleta a Serengeti. En ocasiones un retraso en la llegada, supone no disponer de ella hasta la finalización del safari.

Reconocemos que os pueden parecer obvios estos consejos, pero en la práctica cuando algo no sale según lo previsto, es frecuente ver cómo con un poco de cautela, el disgusto se podría haber minimizado.

  • Fecha 10 septiembre 2017
  • Autor udare
  • Categorías
  • Etiquetas