Iniciando el ascenso. Por Nuria B.
Iniciando el ascenso. Por Nuria B.

Entrevista a un porteador, héroes del Kilimanjaro - Udare

El pasado 5 de agosto tuvimos la oportunidad de conocer a Sami (nombre ficticio), porteador del Kilimanjaro.

Sami nos aguardaba en la puerta de Marangu, lugar donde diariamente acude a la espera de que llegue un minibus con viajeros, dispuestos a subir el Kilimanjaro, y que puedan necesitar porteadores.

Amablemente nos mostró los puntos más interesantes de la entrada, la zona de control de peso, los paneles informativos y accedió a responder a las múltiples preguntas que te surgen al ver a un muchacho tan joven y de aspecto frágil, capaz de subir el Kilimanjaro varias veces el mismo mes.

Sami explicando un panel informativo en entrada a Kilimanjaro. Por Udare

Sami explicando un panel informativo en entrada a Kilimanjaro. Por Udare

A continuación mostramos la conversación mantenida con Sami sobre su experiencia como porteador.

Udare (U): Sami ¿por qué eres porteador? ¿Te gusta lo que haces?

Sami (S): En el futuro me gustaría ser guía de montaña y para poder ser guía es más fácil si antes has trabajado de porter.

U: ¿Entonces todos los guías han sido antes porteadores?

S: No todos, pero casi. Para ser guía hay que aprobar examen. El examen es teoría y también práctica. En el examen tienes que subir Kilimanjaro y hay tiempo límite para subir. Por eso es mejor si has trabajado antes de porter. Pero la mayoría de los porters no trabajan para ser guía, lo hacen porque no tienen otro trabajo y necesitan ganar sueldo.

U: ¿Qué es lo más duro de este trabajo?

S: La subida con el peso en la cabeza, es complicado, lluvia, frío, suelo incómodo, es un poco peligroso.

En pleno esfuerzo. Por Nuria B.

En pleno esfuerzo (no Sami). Por Nuria B.

U: ¿Has tenido o has visto en alguna ocasión algún accidente?

S: Claro. Yo tuve hace tres años, me resbalé y tuve problema en la mano. No es normal, pero suele pasar, alguno se rompe pie o golpe en la espalda.

U: El tema del peso, nos has enseñado la zona para el control del peso. ¿Cuánto es el peso máximo que puedes llevar?

S: La ley dice que peso máximo es 20Kg. Si el bolso o mochila pesa más, hay que quitar cosas y meter en otra bolsa. A veces si hay mucho peso hacen falta más porters.

Distribuyendo los bolsos. Por Nuria B.

Distribuyendo los bolsos. Por Nuria B.

U: ¿Cuántos años llevas subiendo el Kilimanjaro?

S: Este verano he hecho 5 años

U: ¿5 años? eres muy joven, ¿qué edad tienes?

S: Ahora tengo 22 años, empecé con 17.

U: ¡Qué joven! ¿Cuál es la edad mínima para poder trabajar de porteador?

S: Se supone que 18 años, pero hay muchos jóvenes que empiezan con 16 y 17, no pasa nada, somos fuertes.

U: ¿Nadie controla la edad de la gente que trabaja en la montaña?

S: Cuando entras por la puerta, hay que enseñar un carné nuestro, para que sepan nuestro nombre, foto y dónde vivimos. Esto se enseña al ranger del Gobierno que se encuentra en la oficina de entrada al parque Kilimanjaro. No miran la fecha de nacimiento en los carnés, saben que hay chicos que cambian fecha en carné.

Ascendiendo por las empinadas laderas. Por Nuria B.

Ascendiendo por las empinadas laderas. Por Nuria B.

U: ¿Hasta qué edad crees que podrás trabajar de porteador? ¿Hasta qué edad se trabaja normalmente?

S: Espero trabajar 5 años más. Yo quiero estudiar para ser guía, ojalá pueda trabajar como guía y mejor sueldo. Yo conozco porteadores de 50 años, hasta que cuerpo puede. El problema es que esto no es como Europa, no hay ayudas de Gobierno en trabajo de porteadores. Nuestro trabajo es libre, yo gano dinero sólo cuando subo monte. Si no hay trabajo durante 2 meses yo no gano dinero, si dejo de trabajar con 50 años yo ya no gano dinero. Es complicado.

U: Eso supone mucha presión, me imagino que eso os obliga a hacer muchos trekking al año. ¿Cuántos trekking sueles hacer al año?

S: Según clientes. El año pasado tuve suerte, hice 25 trabajos. Es un poco duro pero no sabes si el siguiente año vas a poder trabajar o vas a tener accidente y vas a tener que estar en casa.

U: Eso significa 2 trekking al mes. ¿Con ese trabajo tú consigues sueldo para poder vivir bien?

S: Son como 2 trekking al mes, pero hay meses que hago 3 trekking, por ejemplo, julio, agosto y septiembre, son meses de mucho trabajo y casi acabo uno y al día siguiente empiezo otro. Hay que aprovechar meses de mucho cliente porque luego hay meses que no hay casi trabajo, por ejemplo abril, mayo, noviembre.

U: Pero, ¿no es peligroso hacer dos trekking seguidos? ¿No descansas entre uno y otro?

S: Depende de la fuerza que tiene cada uno. Ahora soy joven y yo puedo. Cuando sea más mayor si sigo trabajando como porter, seguro no podré hacer tanto trekking seguido. La verdad, los médicos dicen que mejor descansar 1 ó 2 semanas entre un trekking y el siguiente para recuperar fuerza.

U: ¿No te parece mucho riesgo trabajar tanto seguido para conseguir dinero rápido aunque tu salud se dañe? Si enfermas no podrás trabajar durante un largo tiempo.

S: Sí es riesgo, pero si ahora hay trabajo, significa que ahora hay dinero. Yo no sé lo que llegará después.

U: ¿Con tanto trekking se gana mucho dinero? ¿Te permite vivir bien?

S: Uff esa es pregunta complicada.

U: ¿Porqué es complicada?

S: Depende de sueldo de cada agencia. Hay unas que pagan mejor y otras peor.

U: Bueno, pero tengo entendido que tenéis un sueldo mínimo diario.

S: Sí hay un sueldo mínimo que marca Gobierno. Al día el mínimo son 10$, no es mucho dinero, nosotros queremos que Gobierno suba a 15$ al día, ahora están negociando entre Gobierno y la Kilimanjaro Porter Association.

U: ¿Lo normal es que las agencias paguen lo mínimo, o lo normal es que paguen más?

S: He oído que alguna agencia paga hasta 20$ al día, eso es raro, lo normal es el mínimo, aunque hay otras que pagan menos.

U: Si pagan menos, ¿no podéis denunciar?

S: Podemos denunciar, pero eso significa que no me dan trabajo. Yo he trabajado por 5$ al día. Hay empresas que pagan poco y si tú dices que es poco, ellos dicen que buscan a otro. El problema es que hay agencias que te dicen “si quieres trabajar conmigo esto es lo que yo pago, yo ofrezco mucho trabajo pero con este sueldo”.

Recorriendo los últimos metros del descenso. Por Nuria B.

Recorriendo los últimos metros del descenso. Por Nuria B.

U: Eso es una explotación, ¿no hay nadie que controle que se os pague lo mínimo legal?

S: Hay una ONG que suele hablar con los porteadores en la entrada del parque Kilimanjaro, nos preguntan qué tal el sueldo y cosas así. Pero nosotros preferimos no decir la verdad, si decimos que nos pagan menos de 10$, la ONG puede reclamar y nosotros tendremos problemas en el futuro.

U: Entonces ¿qué podéis hacer? Cobrar 35$ por un trekking de 7 días, con el riesgo que supone la montaña… si reclamas no trabajas y si no reclamas… ¡vaya situación!

S: Nosotros normalmente además del sueldo, tenemos la propina del cliente. Eso nos ayuda.

U: Pero eso es un riesgo, ¿si hay cliente que no quiere o no puede dar propina?

S: A veces pasa. Por ejemplo los americanos pagan buenas propinas, pero hay otros que pagan poco o nada.

U: ¿Cuánto es la propina normal que soléis recibir por todo el trekking?

S: Lo normal suele ser unos 50$ a cada porter.

U: Eso significa que en ocasiones vivís más de la propina que del propio sueldo.

S: Sí. Eso es incómodo. Cuándo cliente no paga propina hay porters que se enfadan. Saben que no es culpa de cliente, que cliente ha pagado dinero a agencia, pero el porter vuelve a casa casi sin sueldo. Es una pena, a veces los porters y los clientes se enfadan por propina. Algunas agencias te dicen que no te paga mucho sueldo porque cliente pagará buena propina, y luego hay problemas.

U: ¿Y cómo pensáis que se puede solucionar esto?

S: Es difícil. Al final la agencia quiere muchos clientes y hay mucha competencia. Quiere precio barato para ganar cliente. Si la agencia tiene precio barato, habrá mucho trabajo.

U: La ONG que os apoya, ¿puede hacer algo?

S: Trata de asesorar a Kilimanjaro Porter Association en sus negociaciones con el Gobierno, pero parece que no se consigue mucho por ahora.

U: Parece complicado visto desde fuera. Tal vez la concienciación de los viajeros sobre este asunto, puede ayudar a que en el futuro los viajes cuesten lo que realmente valen, un precio justo acorde a unos salarios dignos.

U: Muchas gracias Sami por tu tiempo y tus explicaciones. Ha sido muy interesante.

S: De nada rafiki, yo tengo tiempo hoy no hay trabajo.

U: Asante sana

S: Karibu sana kaka