Un piano para los masais

3 días, estos últimos 3 días he estado absorto en la apasionante historia que Miguel Ángel Moreno nos narra en este intenso libro, Un piano para los masais.

3 días en los que me he sumergido en una época y en un escenario que me han cautivado.

Un escenario que me resulta familiar y en el que habiendo podido identificar algunas de sus descripciones, me ha hecho vivirlo con mayor intensidad si cabe. Kilwe, Pangani, Bagamoyo, Dar es Salaam, Zanzibar, Usanbara, Tanga, todos ellos emplazamientos de Tanzania, por los que he podido caminar, sentir y respirar.

Y esa época, no tan lejana y que inevitablemente remueve las entrañas. El África Oriental Alemana de 1905, cuando Alemania había arrebatado las tierras de los nativos, al igual que otras potencias europeas, en su carrera por alcanzar la cúspide de los imperios.

Un piano la para los masais

Un piano la para los masais

La explotación de sus tierras, plantaciones, ferrocarriles, tierras usurpadas, mano de obra en pseudesclavitud y hambre. Caldo de cultivo para la revuelta de los nativos, conocida como rebelión “maji maji” y que consiguió unir a diferentes tribus de Tanganica (Tanzania continental) es su lucha contra los alemanes.

Todo comenzó cuando un curandero y médium llamado Bokero, trasladó a los campesinos que los espíritus llamaban a revelarse contra los colonizadores. A su vez Bokero creó un brebaje a base de agua, aceite de castor y mijo, que según los dioses era capaz de transformar las balas en agua, haciendo así inmune a quien lo bebía. De hecho, agua en swahili es “maji” de ahí que la revuelta fuera conocida como “maji maji”.

La fe de los campesinos en sus creencias y el mensaje de los dioses trasladado a través de Bokero, hicieron que se sublevasen contra los invasores.

Cerca de 300.000 rebeldes fallecidos y tras 2 años de escaramuzas, en 1907 Alemania dio por controladas las revueltas. Pero en ese momento las tensiones en Europa habían ido en aumento y todo estaba dispuesto para la inminente I Guerra Mundial.

En ese contesto, esa época y escenario, el protagonismo recae sobre Bertran Kast. Un joven de Baviera (Alemania), que sin ningún interés en la expansión de su imperio alemán, se ve obligado a partir hacia Tanganica, en su afán de proteger a su hermano menor decido a trabajar y luchar por su patria en África Oriental. Junto a él le acompaña su esposa Jocelyn, recientemente casados, la joven sintió la obligación en contra de su voluntad y de su estado de salud, de acompañar a su esposo en este viaje sin sentido.

Bertran Kast una persona hermética, fría e insensible a ojos de los demás, siente llevar un tigre en sus entrañas, que trata de calmar para evitar su destrucción y la de quienes le rodean. Sólo el piano, en manos de su esposa Jocelyn, consiguen calmar la fiera que lleva dentro.

Un piano la para los masais

Un piano la para los masais

Esta apasionante historia narra la lucha interna de una persona, que trata de contener ese carácter destructivo, al menos así lo siente él, contra sus seres más queridos.

El amor que siente hacia su hermano y su esposa, hará que siga un camino no elegido, lleno de dolor y amargura, haciendo que su lucha interna se externalice, en su afán de proteger y salvar a sus seres más amados. Una misión que resulta harto complicada en ese contexto histórico.

Esta es sin duda una novela que os animamos a vivir.

Un piano para los masais

Un piano para los masais