María, Dan, Jose, Miguel. Por Maria
María, Dan, Jose, Miguel. Por Maria

Viaje a Kenia Septiembre, por María - Udare

Decidimos ir a Kenia de manera algo precipitada, en tres semanas organizamos el viaje con ayuda de Udare. Fuimos del 14 al 23 de septiembre.

Teníamos claro que queríamos un safari privado, pero dudábamos entre dos itinerarios:

  1. Samburu – Nakuru – Hell Gates – Naivasha – Maasai Mara – Nairobi.
  2. Amboseli – Tsavo – Hell Gates – Naivasha – Maasai Mara – Nairobi.

Finalmente nos decantamos por la opción 1, visitar Samburu. Gracias a la ayuda de Udare y la información que nos proporcionó para conocer las diferencias entre las reservas, pudimos elegir lo que más nos convenía. Elegimos Samburu porque nos dijeron que es un paisaje totalmente diferente al resto de reservas que ven en Kenia. Al estar al norte, es un paraje mucho más seco y además hay una serie de animales que no se ven en otros sitios de Kenia, como la jirafa reticulada, orix, jaranac, cebra grevy… mereció mucho la pena.

María dentro del vehículo durante el safari. Por María

María dentro del vehículo durante el safari. Por María

Llegamos a Nairobi el 14 de septiembre como a la hora de comer y nos llevaron al Lodge “Wildebeest Eco Camp”, muy cómoda la estancia. Fuimos a dormir pronto ya que madrugábamos al día siguiente para viajar a Samburu y realizar nuestro primer safari.

Estuvimos dos noches en Samburu, fue aquí donde vimos al deseado leopardo y le vimos ¡¡dos veces!! Una de ellas fue una mamá leopardo con su hijo. Nos gustó mucho conocer las diferencias entre los tipos de jirafas (reticulada y Maasai) y la cebra grevy que solo está en Samburu, con más rayas que la cebra “normal”, ¡preciosa!

 

Leopardo subido en un árbol. Por María

Leopardo subido en un árbol. Por María

Jirafa reticulada en Samburu. Por María

Jirafa reticulada en Samburu. Por María

Jirafa reticulada en Samburu. Por María

Jirafa reticulada en Samburu. Por María

Nos alojamos en “Samburu Sopa Lodge”, un Lodge muy auténtico donde se puede disfrutar de una decoración espectacular y la compañía de algunos animales.

El 17 de septiembre partimos hacia Nakuru, donde hicimos safari por la tarde. Vimos al rinoceronte, búfalo, un mar rosa de flamencos y una vegetación increíblemente verde que costaba creer que estuviéramos en Kenia.

Flamencos rosas. Por María

Flamencos rosas. Por María

Nos alojamos en “Ziwa Bush Lodge”, la habitación era una cabaña preciosa y tuvieron detalles que era de agradecer, como ponernos una bolsa de agua caliente dentro de la cama cuando fuimos a cenar para que la cama estuviera caliente.

Al día siguiente fuimos a Hells Gate donde hicimos un safari en bici, muy recomendable. Por la tarde visitamos el lago Naivasha, dimos un paseo en barca y luego hicimos un safari a pie. Las cebras, ñus y antílopes paseaban a nuestro lado. Jirafas vimos pero más de lejos. Hicimos unas fotos increíbles.

Paseo en bici en Hells Gate. Por María

Paseo en bici en Hells Gate. Por María

Nos alojamos en “Lake Naivasha Panoram Park”, arriba en el comedor se puede disfrutar de unas vistas muy bonitas, se ve el lago.

El 19 de septiembre, pusimos rumbo a Masai Mara, estuvimos tres días y sin duda fue aquí donde vimos mayor cantidad de animales. Vimos al león que hasta entonces no lo habíamos visto, una pareja de guepardos comer a un ñu, la migración de los ñus por el rio Mara, un búfalo plantándole cara a un león, un cocodrilo cazando a un ñu… etc.

Pareja de guepardos en Masai Mara. Por María

Pareja de guepardos en Masai Mara. Por María

Cruzce de ñus por el río Mara. Por María

Cruzce de ñus por el río Mara. Por María

Nos alojamos en “Mara Sidai camp”, una tienda de campaña con cama perfectamente acondicionada y con baño dentro de la tienda.

Nuestro conductor fue Daniel y nuestro guía Jose. Ambos los mejores que nos pudieron asignar. Estuvieron con nosotros todos los días y se aseguraron de que viéramos todo lo mejor posible, de explicarnos tipos de animales, diferencias y responder a todas las preguntas que les hacíamos.

Con el equipo, Dan y Jose. Por María

Con el equipo, Dan y Jose. Por María

En general nuestra experiencia ha sido fantástica. Volveríamos sin pensarlo dos veces a hacer un safari con Udare y volveremos.

María y Miguel