Paseando por Mto Wa Mbu. Por Udare
Paseando por Mto Wa Mbu. Por Udare

Un día en Mto Wa Mbu

Mto Wa Mbu es un pueblo ubicado en la carretera de camino hacia Ngorongoro y Serengeti. Se trata de un pueblo por el que la gran mayoría de viajeros y viajeras cruzaremos durante nuestro safari por el norte de Tanzania.

Suele ser muy habitual pasar en él una noche, cuando se tiene previsto visitar el lago Manyara, puesto que se encuentra muy próximo al parque.

Esta localidad en sí no es de gran belleza, pero sí ofrece una serie de actividades, que nos permitirán conocer la vida local tanzana de una forma muy agradable.

Bien sea una excursión desde Arusha (2 horas aproximadamente) o bien una jornada durante vuestro safari, suele ser muy interesante poder dedicar unas horas a conocer la vida rural, la vida del pueblo tanzano y poder vivir una gran experiencia cultural, dentro de un viaje donde la naturaleza, fauna y parques son el eje principal.

¿Qué os parece esta propuesta?

09.00: Nos acercamos a la oficina donde una organización local, nos explica las diversas actividades que desarrollan para la comunidad, para favorecer el desarrollo social y económico del entorno.

09.15: Salimos en busca de nuestras bicicletas, con las que acompañados por un guía haremos una excursión de 2 – 3 horas.

Bicicletas en Mto Wa Mbu. Por Udare

Bicicletas en Mto Wa Mbu. Por Udare

09.20: Empezamos nuestro paseo por zonas habitadas, entre casas, plantaciones y cultivos.

Pronto veremos que la banana es el producto estrella de la zona, las plantaciones de banana se extienden hasta donde alcanza nuestra vista.

Disfrutando del paseo en bici entre bananeros. Por Udare

Disfrutando del paseo en bici entre bananeros. Por Udare

La inocencia de los más pequeños y pequeñas, que se acercan corriendo a saludarnos a nuestro paso.

La curiosidad de los más pequeños. Por Udare

La curiosidad de los más pequeños. Por Udare

En esta zona, además de las plantaciones, la ganadería también es un pilar fundamental de su economía.

No es de extrañar que cada familia tenga sus vacas junto a su casa o cruzarnos con ellas durante nuestra excursión.

A la sombra de tu casa. Por Udare

A la sombra de tu casa. Por Udare

Un paseo de lo más entretenido. Por Udare

Un paseo de lo más entretenido. Por Udare

09.40: Tras dejar atrás la zona de casas no adentramos en una zona frondosa, donde las acacias dominan el terreno.

Ahora hay que circular con cuidado, evitando las largas púas de las acacias que en el camino pueden hacernos pinchar la rueda.

Es un tramo muy bonito, donde podremos ver colobos en los árboles que nos mirarán con curiosidad y nerviosismo a partes iguales, aunque conviene no distraer la mirada del camino, puesto que es posible que un grupo de elefantes haya transitado por él previamente y hayan dejado muestras de la “llamada de la naturaleza”.

Paseando entre acacias. Por Udare

Paseando entre acacias. Por Udare

Siempre curiosos colobos. Por Udare

Siempre curiosos colobos. Por Udare

En esta zona se empiezan a ver las primeras huellas de fauna, lo que lo convierte en un tramo muy entretenido y didáctico. Hienas, búfalos, elefantes, serán huellas que podremos encontrar en esta zona.

Estudiando las huellas del camino. Por Udare

Estudiando las huellas del camino. Por Udare

09.50: Tras salir de la zona boscosa, llegamos a una gran planicie, desarbolada donde el sol pega con justicia y no hay sombras en las que cobijarse.

Se trata de la zona de lago Manyara, cuya superficie queda en mayor o menor medida cubierta de agua, según la estación de lluvias.

NOTA: El gobierno de Tanzania desde 01/06/2016 solicita para acceder a esta zona un pago, previo y suplementario, a la actividad de paseo en bici de 24$ por persona.

La gran planicie. Por Udare

La gran planicie. Por Udare

Al fondo vemos los reflejos del lago, diferentes siluetas caminan de forma pausada. Nuestra vista no nos permite distinguir de qué animales se tratan, pero el guía nos señala los ñus, las gacelas y los búfalos.

La envidiable vista del guía. Por Udare

La envidiable vista del guía. Por Udare

Avanzamos hacia el lago, pero cada vez resulta más complicado, estamos en diciembre, época de lluvias cortas, el suelo no está estable, ha retenido mucha agua y las ruedas de la bici no avanzan.

Una pena, trataremos de llegar al borde del lago en otra ocasión.

En ese momento nos percatamos de que no estamos solos, te estremece imaginarte que tiene que ser encontrarte de frente, con los responsables de estas huellas.

Huellas de hienas. Por Udare

Huellas de hienas. Por Udare

El guía nos recuerda que ellas nos temen más a nosotros que nosotros a ellas, lo que resulta tranquilizador.

Con esta imagen ponemos rumbo de regreso, siempre nos quedará en la memoria la foto de nuestro amigo y viajero José Antonio, que durante su viaje sí alcanzó el lago.

Junto al lago Manyara. Por José Antonio

Junto al lago Manyara. Por José Antonio

10.20: Regresamos tranquilamente hacia Mto Wa Mbu, donde nos esperan nuevas actividades.

Y recuerda que el producto principal de la zona es la banana, es algo que se percibe allá donde miras.

Banana, banana, babana. Por Udare

Banana, banana, babana. Por Udare

11.00: Hoy no comeremos picnic, tras varios días de safari agradeceremos una comida de plato y la oportunidad de disfrutar de la variedad gastronómica tanzana.

Lo primero que hemos de hacer será acompañar a la cocinera del bonito restaurante en el que vamos a comer, a comprar los productos al mercado.

Verduras, frutas, legumbres, carne y pescado, el mercado de Mto Wa Mbu ofrece todo lo que puedas necesitar, un colorido mercado donde te sorprenderá conocer tantos productos nuevos.

Mercado de Mtto wa mmbu. Por Udare

Mercado de Mtto wa mmbu. Por Udare

12.00: Hora de ver cómo las artistas preparan al calor del fuego, en una cocina tradicional local, los diferentes productos que hemos comprado en el mercado.

Los fogones preparados. Por Udare

Los fogones preparados. Por Udare

Toca aprender a cocinar, y en función del tiempo disponible, podremos disfrutar de una clase práctica.

El trabajo hecho a cuatro manos. Por Udare

El trabajo hecho a cuatro manos. Por Udare

Master class de cocina tanzana. Por Udare

Master class de cocina tanzana. Por Udare

Poco a poco los diferentes platos se van preparando, qué ganas de que llegue la hora de sentarse en la mesa.

La batata con carne de vaca o cabra, o en lugar de batata con patatas, en un plato muy característico.

Batata con carne. Por Udare

Batata con carne. Por Udare

La banana, de la rama a la cocina, no podía ser de otra manera. Se emplea para cocinar el matoke, un cocido a base de banana y carne. Una comida contundente.

Banana frita. Por Udare

Banana frita. Por Udare

Otro guiso de patatas, con verdura y carne, lo que nosotros conocemos como calderete.

Patatas, verdura y carne. Por Udare

Patatas, verdura y carne. Por Udare

El makande, plato típico a base de alubias rojas y maíz, todo cocinado.

Alubias a las que se les añadirán maíz cocinado. Por Udare

Alubias a las que se les añadirán maíz cocinado. Por Udare

Y no puede faltar el chapati, la deliciosa torta de harina de trigo, ideal acompañante o para comer sola. Si queréis saber cómo cocinarla…os dejamos este post.

Amasando el chapati. Por Udare

Amasando el chapati. Por Udare

13.00: Llegado a este punto…como dicen las madres “a comeeeeeerrrr”.

Un poco de cada, ya es mucho. Por Udare

Un poco de cada, ya es mucho. Por Udare

Se puede decir que hemos disfrutado con esta experiencia gastronómica, y por lo que vemos otros viajeros y viajeras también lo han hecho.

Carlos y sus amigos no faltaron a esta cita, lo podréis ver en su experiencia viajera.

Disfrutando de la hospitalidad en Mto Wa Mbu. Por Carlos

Disfrutando de la hospitalidad en Mto Wa Mbu. Por Carlos

Raquel no pudo resistirse…tal y como podréis ver en su experiencia viajera.

Preparando comida local. Por Raquel

Preparando comida local. Por Raquel

A punto de disfrutar de la gastronomía local. Por Raquel

A punto de disfrutar de la gastronomía local. Por Raquel

Después de disfrutar de la comida y sobremesa, podremos visitar un colegio u orfanato, para conocer la vida de los niños y niñas que menos tienen, así como ver cómo es el día a día de los voluntarios que dedican parte de su tiempo en ayudar a estos pequeños.

No os mostramos imágenes en este caso, podréis valorar vosotros y vosotras si queréis conocer esa realidad.

A la tarde, regresaremos hacia Arusha, o continuaremos con nuestro safari, pero sin duda, el de hoy habrá sido un día inolvidable.

 

  • Fecha 20 marzo 2016
  • Autor udare
  • Categorías
  • Etiquetas